Comer bien durante el embarazo

Alimentos que deben evitarse

Durante el embarazo, deben evitarse algunos alimentos ya que pueden transmitir enfermedades peligrosas para tu bebé y para ti, en especial la toxoplasmosis y la listeriosis. Al principio del embarazo, el médico te pedirá un análisis de sangre para verificar si estás inmunizada contra la toxoplasmosis: de esta forma, sabrás qué alimentos puedes o no consumir.
 

  • Lava y/o pela con cuidado todas las verduras y las frutas que consumes crudas, para descartar todo riesgo de toxoplasmosis y de listeriosis. En el restaurante, o cuando te inviten a comer, es mejor evitar alimentos crudos: no puedes saber con seguridad si las han lavado cuidadosamente.
  • Para evitar la listeriosis, debes renunciar temporalmente a los quesos con leche cruda, al pescado crudo, a la carne cruda o mal cocida, a las huevas de pescado, a todos los crustáceos y mariscos crudos, a los pescados ahumados, al surimi y a la tarama, al foie gras y a la mayoría de los productos de charcutería (jamón crudo, chicharrones, paté, salchichón o productos en gelatina, en especial, al corte).  Por el contrario, puedes comer quesos con leche pasteurizada, crustáceos y mariscos cocidos y jamón cocido envasado (a condición de que los consumas dentro de las 48 horas de abierto el paquete).
  • La carne cruda o mal cocida es una de las principales causas de la toxoplasmosis. Por lo tanto, es necesario cocinar bien todas las carnes: espera al nacimiento del bebé para poder disfrutar de un entrecot poco hecho.  También debes evitar las carnes ahumadas o marinadas.
  • Los huevos crudos son potenciales fuentes de otra bacteria temible, la salmonella. Debes evitar los huevos pasados por agua, pero también el mousse de chocolate, los espaguetis a la carbonara, el tiramisú, el helado o la mayonesa casera: probablemente, todos contienen huevos crudos en su preparación.


 

Tu valoración

Enviar un mensaje