Un expertise dermatológico único

Mustela, especialista en la piel del bebé desde hace más de 60 años, lleva a cabo nuevas investigaciones de forma permanente para comprender mejor las necesidades y las especificidades de la piel de los bebés. Gracias a este expertise único, hoy reforzado con nuevos e importantes descubrimientos, Mustela ofrece a todos los bebés y a sus mamás productos cada vez más eficaces, más seguros y más naturales.

 

Comprender mejor para proteger mejor

Los investigadores de Mustela, de los Laboratorios Expanscience, apasionados la investigación de la piel de los bebés, trabajan con frecuencia en colaboración con especialistas reconocidos en dermatología y pediatría, sobre todo con ocasión de congresos nacionales e internacionales.
De este modo, en asociación con importantes expertos internacionales, Mustela ha llevado a cabo un programa de investigación inédito dedicado a la piel del niño desde sus primeros días de vida. Por primera vez en todo el mundo, los investigadores de Mustela han logrado reproducir, en el laboratorio,  la piel de los recién nacidos, para poderla explorar mejor desde la superficie hasta las capas más profundas, hasta el corazón de sus células y genes.

 

Un valioso capital celular que hay que preservar

Mustela, así,  ha realizado un importante descubrimiento: la piel del bebé cuenta con un capital de células madre que está en su máximo al nacer, pero que es extremadamente vulnerable durante los primeros años de vida, coincidiendo con el periodo de construcción de la barrera cutánea. Este frágil y valioso capital, único para toda la vida, garantiza la regeneración de la piel y el mantenimiento de su equilibrio global a lo largo de los años.

 

Una piel delicada e inmadura que hay que acompañar

Mustela también ha llevado a cabo investigaciones inéditas acerca de la función barrera de la piel de los bebés desde el nacimiento.  La barrera cutánea actúa como un escudo, defendiendo al organismo de las agresiones externas, y permite a la piel mantener un buen nivel de hidratación, vital para las células. Pero la piel del bebé, inmadura y delicada, aún no cumple de forma perfecta esta función de barrera protectora.
Las investigaciones de Mustela, en efecto, han puesto de manifiesto que son necesarios varios años para que la barrera cutánea alcance su madurez. Hasta los dos años, la piel es muy vulnerable a las agresiones diarias y aún es incapaz de mantener un buen nivel de hidratación: a diario necesita, sin falta, ser nutrida y reforzada.

 

Lo mejor de la ciencia para la piel de los bebés

Mustela, gracias a este profundo conocimiento de la piel de los más pequeños y a su permanente colaboración con los profesionales de la salud (farmacéuticos, dermatólogos, pediatras, toxicólogos, alergólogos y ginecólogos),  te ofrece cuidados expertos que responden perfectamente a las necesidades de todos los tipos de piel de los bebés, desde el nacimiento.
Los productos Mustela, seguros, eficaces y aún más naturales, acompañan armoniosamente el desarrollo de la piel de tu bebé y la protegen desde hoy y para el mañana.

 

 

Enviar un mensaje

  •