Tips para prevenir el dolor de espalda en el embarazoMayo 2017

El dolor de espalda es una de las molestias que está presente en la mitad de las mujeres embarazadas. Y es que, según vaya creciendo tu bebé dentro del útero, tu cuerpo va a ir sufriendo cambios para adaptarse a esta nueva situación, algunos de ellos, en los músculos y huesos de esa zona.

 

 

¿Por qué se produce el dolor de espalda?

 

Según va creciendo tu bebé, tu útero tiene que soportar cada vez más peso. Para sobrellevar ese aumento de peso (que recae sobre tu pelvis), la curvatura de la parte baja de la espalda se acentúa, cambiando así tu centro de gravedad con la finalidad de conseguir que  sigas manteniendo el equilibrio.

 

Por otro lado, los músculos abdominales pierden tono y fuerza debido a la distensión a la que son sometidos. Además, a esto hay que unirle los cambios hormonales que se producen en el embarazo, que afectan a las articulaciones de tu pelvis, lo que puede aumentar las molestias.

 

 

¿Cuándo suele aparecer el dolor de espalda?

 

El dolor de espalda suele aparecer sobre mitad del embarazo y aumentar su intensidad sobre todo en el último trimestre. Se localiza en la parte baja de la espalda y puede extenderse por la parte trasera de los muslos. A veces afecta a un lado de la espalda y otras a los dos lados. Puede ser desde un dolor moderado hasta un dolor intenso que impide algunos movimientos como caminar.

 

No todas las mujeres tienen las mismas molestias pero en general el dolor aparece cuando aumenta el movimiento, caminando, al darte la vuelta en la cama, al agacharte, al girarte o al levantar peso.

 

 

¿Qué se puede hacer para prevenir el dolor de espalda?

 

 

A continuación, os propongo algunos consejos para evitar y aliviar el dolor de espalda: 

 

  • Mantente activa durante el embarazo. Camina, realiza estiramientos de espalda, yoga, pilates, natación, es deir, todo lo que te pueda  ayudar a  potenciar tu musculatura abdominal y lumbar.
  • Controla tu peso. Aumentar entre 9 y 12 kilos máximo en todo el embarazo es lo  recomendable. A partir de ahí, tus músculos lumbares y tu espalda tendrán que realizar un esfuerzo extra, lo que puede aumentar el riesgo de que se contracturen.
  • Usa una faja para ayudar a los músculos del abdomen a cargar con el peso de tu bebé.
  • Presta especial atención a la postura de tu espalda ( mantenla recta cuando te agaches, duerme de lado, levántate y siéntate despacio).
  • No lleves zapatos de tacón alto.
  • Intenta no cargar peso.
  • Practica técnicas de relajación, para liberar tensión de los músculos.
  • Si puedes, acude a un fisioterapeuta o un osteópata que está especializado en embarazo para que alivie las tensiones de tu espalda.

 

Aunque no es peligroso y los cambios producidos en la espalda son necesarios para que el embarazo y  el parto transcurran correctamente,  el dolor de espalda puede afectar bastante a tu calidad de vida y a tu actividad diaria. Sigue estos consejos y evita estas molestias tan comunes y tan incómodas. Y scualquier cuestión, no dudes en consultarme, #MustelaResponde

 

 

Tu valoración

Enviar un mensaje

VER TAMBIÉN: