Buenas prácticas en el baño

El baño es uno de los sitios de la casa donde consumimos más energía: agua, electricidad, calefacción, etc. Asimismo, utilizamos numerosos productos que pueden generar un impacto sobre nuestro medio ambiente. Para que la higiene y el cuidado de la familia no se realicen a expensas de nuestro planeta, es necesario adoptar buenas prácticas en el baño.

 

Agua

Water

  • Acostúmbra bañar a tu bebé con agua a una temperatura de 36°C, en lugar de 37°C. Esta temperatura resulta agradable para tu bebé y te permitirá disminuir tu consumo de agua caliente, preservando mejor su delicada piel.
  • Para ti, opta por tomar una ducha en lugar de un baño: una ducha de 5 minutos consume de 60 a 80 litros de agua, contra los 150 o 200 litros que requiere un baño.* Siempre y cuando cierres el grifo mientras te enjabonas y no prolongues mucho tiempo el placer de la ducha.
  • Para tu hijo, evita llenar demasiado la bañera: algunos centímetros de agua son suficientes para bañarlo y que se divierta.
  • Instala economizadores de agua en tus grifos y regaderas.
  • Nunca dejes el grifo abierto mientras te lavas los dientes o te afeitas: de esta forma, podrás economizar unos 20 litros de agua cada vez.*
  • Ten cuidado con las fugas de agua: revisa el contador antes de acostarte y luego vuelve a revisarlo al levantarte. Si encuentras una diferencia, ¡busca la fuga! Una simple cisterna con pérdidas puede duplicar tu consumo de agua anual.**
  • Instala una depósito con doble pulsador en tu baño. De esta forma, podrás elegir entre descargar 3 o 6 litros de agua cada vez que tiras de la cadena, en lugar de los 7 litros de los depósitos clásicos.**

* Fuente: http://www.fondation-nicolas-hulot.org
** Fuente: Fundación para la naturaleza y el hombre.

 

¿Sabías que...?
La energía necesaria para calentar el agua de un baño para tu bebé equivale a la energía consumida por una bombilla de bajo consumo encendida durante más de cuatro días y medio.**
** Fuente: Análisis del ciclo de vida del producto dermolimpiador Mustela Bebé.

 

Productos

 

  • Para todos tus productos de higiene y de cuidado, elige preferentemente los envases grandes: de esta forma, limitarás la cantidad de embalajes entre tus residuos.
  • Utiliza la dosis justa de cada producto, sin excederte.
  • De ser posible, elige productos lavantes biodegradables (gel de baño, champús, etc.), para limitar la contaminación del agua.
  • Para la limpieza del cuarto de baño, emplea de preferencia productos elaborados para minimizar su impacto sobre el medioambiente: son menos contaminantes y también menos nocivos para tu bebé y para ti.
  • No abuses de los productos antibacterianos para limpiar el baño: perturban el funcionamiento de las estaciones de depuración, que utilizan bacterias para descontaminar las aguas residuales.
  • Opta por papel higiénico reciclado.
  • Elige de preferencia un detergente concentrado: de esta forma, utilizarás menos producto y menos envase, para obtener la misma eficacia de limpieza.

 

Reciclaje

  • Deposita en el contenedor amarillo los envases de plástico, aluminio, latas y briks.
  • En el contenedor azul deberás depositar los envases de cartón y el papel.
  • Deposita en el iglú verde los envases de vidrio. Los tapones y válvulas de plástico o metal, hay que quitarlos y depositarlos en el contenedor amarillo.
  • En el contenedor de residuos domésticos debes tirar los objetos que no sean envases como los cepillos de dientes, cuchillas de afeitar, algodones… siempre que no se admitan en tu Punto Limpio (consulta con tu ayuntamiento suubicación y disponibilidad).
  • Lleva a los puntos SIGRE que encontrarás en las farmacias todos los medicamentos que no utilices, aunque estén empezados o caducados, así como sus envases vacíos.

 

¿Sabías que...?

En España, gracias a tí, ya reciclamos 7 de cada 10 envases obteniendo asi importantisimos ahorros de energía, agua y emisiones de CO2 (Fuente: Ecoembes).

Reciclaje de los productos Mustela

 

  • El 100% de los envases Mustela son reciclables si los separamos y depositamos en el contenedor correspondiente.

    Así, en el contenedor amarillo debemos depositar los envases (con su tapa o dosificador) de plástico, incluidos los tubos, en el azul deberemos depositar todos los estuches de cartón Mustela para que se reciclen correctamente y en el iglú verde los de vidrio sin los tapones o válvulas (que deben ir al contenedor amarillo).

 

Enviar un mensaje